Cambiar la potencia contratada puede ayudarte a ahorrar

Cambiar la potencia contratada puede ayudarte a ahorrar

La nueva factura de la luz trae consigo la posibilidad de escoger dos potencias diferentes (una para las horas valle y otra para las punta y llano) y dos cambios de potencia gratuitos hasta mayo de 2022. Por eso, una de las preguntas que te puedes llegar a plantear es si es necesario cambiar la potencia para ahorrar. 

 

Hay varias situaciones en las que cambiar la potencia contratada puede ayudarte a ahorrar, pero es algo que no debe hacerse a la ligera. Si reduces demasiado la potencia, puedes enfrentarte a cortes constantes en el suministro y, si la subes demasiado, se encarece tu factura.

 

¿Por qué bajar la potencia contratada?

 

La potencia es un coste fijo, has de pagarlo sí o sí, y será mayor o menor según los kW que tengas contratados. 

 

Explicado de forma simple, la potencia hace referencia a todos los kW que puedes consumir a la vez. Si consumes más de los contratados (porque conectas varios electrodomésticos al mismo, por ejemplo), saltará el ICP de tu cuadro eléctrico (también conocido como ‘los pomos’ o ‘el chivato’) y se cortará el suministro.

 

La potencia contratada depende de factores como la cantidad de electrodomésticos, el tamaño de la vivienda y el número de habitantes. La potencia mínima suele ser de 2,3 kW (hogares pequeños y con poco uso de electrodomésticos) y una potencia adecuada para un piso medio suele rondar entre los 3,45 kW y los 5,75 kW. 

 

Puedes tomar la siguiente tabla como referencia, aunque las costumbres en los hogares tienen una influencia difícil de reflejar en estas estimaciones.

 

 

¿Cómo ahorrar cambiando la potencia?

 

1. Bajando la potencia contratada


Como hemos explicado, la potencia es un coste fijo. Si bajas la potencia, pagarás menos a final de mes, aun habiendo consumido la misma cantidad de energía. 

 

Algunos síntomas de que podrías bajar la potencia contratada son:

 

  • Nunca ha saltado el ICP.

  • Has cambiado los electrodomésticos por otros más eficientes.

  • Sois menos en casa o vuestro consumo de luz ha bajado.

  • Utilizas algún electrodoméstico más de los que habitualmente usas a la vez y sigue sin saltar el ICP (puedes hacer pruebas conectando diferentes aparatos de forma simultánea).

 

Bajar la potencia para ahorrar puede parecer atractivo pero, si la bajas demasiado, puedes tener problemas con el suministro. Por eso, te recomendamos que antes de tomar esta decisión contactes con tu comercializadora o con un experto en electricidad para asegurarte de que tomas una buena decisión

 

2. Subiendo la potencia en las horas valle (y modificando tus costumbres)

 

Con la nueva posibilidad de tener dos potencias diferentes, se abren más posibilidades. ¿Sabías que puedes ahorrar subiendo la potencia durante las horas valle? Pues sí, pero siempre que consigas cambiar tus hábitos y realizar la mayor parte de tu consumo en estas horas baratas.

 

La CNMV recomienda contratar una potencia menor para las horas más caras y otra mayor para las más baratas. La explicación es la siguiente: conectando la lavadora, la plancha, el horno o el coche eléctrico durante el fin de semana o durante las horas valle nocturnas puedes ahorrar porque tanto la electricidad como la potencia contratada serán más baratas (el precio por la potencia contratada en periodo de valle es un 95% inferior al del periodo de punta).

 

Para que no salte el ICP al aumentar el consumo en horas valle, debes subir la potencia contratada en estas horas (y podrás bajar la potencia de las horas punta).

 

¿Cuánto cuesta bajar o subir la potencia? 

 

Con el objetivo de que los consumidores adapten la potencia a los cambios de comportamiento que han podido tener a partir de la introducción de las nuevas tarifas, es posible cambiar la potencia dos veces gratuitamente hasta finales de mayo de 2022. 

 

Eso sí, no se cobrará nada mientras la potencia más alta contratada no supere la mayor de las potencias que se tuvieran contratadas con anterioridad al 1 de junio de 2021 y siempre que no sea necesaria la actuación in situ de un operario. 

 

En el caso contrario, o agotados los dos cambios gratuitos, se deberán abonar los derechos de acceso y extensión que correspondan, fijados por el Gobierno (cerca de 10 euros para la bajada de potencia y a partir de 60 para la subida, en función de cada kW de más).

 

Si quieres conocer más sobre cómo funciona el mundo de la electricidad o sobre cómo ahorrar más en tu factura de la luz, puedes mantenerte al día en el nuestro blog.

 

cuanto pagarias con juan energy - padres activos

    Compartir en redes:

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

cuanto pagas con juan energy- padres activos
Posts relacionados