Cómo ahorrar en energía sin darse cuenta

Cómo ahorrar en energía sin darse cuenta

Ahorrar en energía en el hogar es importante, no solo para reducir los costes de la factura de luz, sino también para ayudar a combatir el cambio climático, ya que gran parte de las emisiones de CO₂ a nivel mundial provienen de la producción de energía.


Existen varios trucos sencillos que puedes poner en práctica en tu vivienda para reducir el consumo de electricidad y que a la larga harás automáticamente, por lo que estarás ahorrando en energía sin darte cuenta.

 

1. Controla la iluminación

 

Hay varias cosas que puedes hacer con relación a la iluminación de tu hogar que representarán un ahorro de energía significativo y que no son para nada complicadas.

 

  • Bombillas de bajo consumo. Si todavía usas bombillas tradicionales, cámbialas por bombillas de bajo consumo. Además de consumir menos energía que las tradicionales, te proporcionan una mejor iluminación.
  • Apaga las luces. Toma la costumbre de apagar las luces cuando salgas de una habitación. Si realmente necesitas que algún área permanezca iluminada durante la noche, puedes instalar un dimmer que te permita bajar la intensidad del foco, lo que reducirá el consumo energético.
  • Reduce el consumo fantasma. El consumo de aparatos en stand-by puede representar un porcentaje importante de tu factura. Como desenchufar los aparatos continuamente puede ser complicado, apuesta por regletas con interruptor o incluso por enchufes programables, que se conecten a partir de cierta hora (por ejemplo, cuando te levantes por la mañana). Esta última es una opción sencilla para evitar malgastar electricidad por la noche y que apenas afectará a tu vida diaria.

2. Elige la temperatura adecuada

 

Dos o tres grados más o menos pueden representar un ahorro de energía mayor de lo que piensas. Un solo grado más en la calefacción puede suponer una factura un 7% más cara

 

Aunque la temperatura confort es algo personal, las guías suelen recomendar mantener el hogar entre entre 21 y 23 grados en invierno (durante la noche se recomienda bajar el termostato hasta los 15 o 18 grados) y entre 23 y 25 en verano. La ropa es la gran aliada para estar confortable y no gastar de más. 

 

Acuérdate también de hacer el mantenimiento de todos estos sistemas de climatización: un aparato en buen estado funciona mejor y no consume energía innecesaria.

 

Por otro lado, usar una temperatura adecuada en la caldera también puede ayudarte a ahorrar energía sin darte cuenta: la temperatura del agua debería estar entre los 35 y los 45 grados, sin superar nunca los 50 grados. Esto evitará derroches de energía y prevendrá accidentes domésticos. 

 

Por último, debes saber que elegir correctamente el programa de tu lavadora también te ayuda a ahorrar. Pasando de 60 a 40 grados puedes gastar hasta un 40% menos.

 

3. Usa eficientemente los electrodomésticos

 

Es común que, sin darnos cuenta, abusemos del uso de algunos aparatos y electrodomésticos, lo que aumenta considerablemente el consumo de energía. Para evitarlo, sigue estos consejos:

 

  • Usa electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas sólo cuando estén llenos.
  • Cuando enciendas el horno, aprovecha para cocinar varios platos consecutivos y resérvalos para otro día. Evita también abrir la puerta cuando lo estás usando para no perder parte de la energía acumulada.
  • Apaga la vitrocerámica o el horno unos minutos antes de terminar de cocinar para aprovechar el calor residual.
  • Descongela los alimentos en la nevera para que el aparato aproveche el frío de estos (además, es mejor a nivel de seguridad alimentaria).

 

4. Contrata la mejor tarifa

 

Elegir la tarifa adecuada para tu hogar es uno de los mejores consejos que podemos darte para ahorrar en energía sin darte cuenta.

 

Una de las primeras decisiones que tendrás que tomar es si quieres una tarifa estable o una tarifa con Discriminación Horaria (DH), ya que según tus costumbres te compensará más elegir una u otra. Si realizas más del 30% del consumo en periodos valle, es decir, en las horas nocturnas y las primeras de la mañana, la tarifa con DH es la opción ganadora.

 

Y si tienes la inquietud de construir un mundo mejor con alguna acción cotidiana sin que te cueste dinero, ¡estás de suerte! Contrata tu energía con JUAN ENERGY y súmate a la auténtica revoLUZión: somos la primera comercializadora de energía 100% verde y 100% solidaria, ya que destinamos todos nuestros beneficios a la lucha por la justicia social.

 

En nuestro blog puedes leer más sobre los proyectos sociales que puedes impulsar contratando con JUAN ENERGY.

    Compartir en redes:

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Posts relacionados