¿A qué temperatura poner el aire acondicionado para conseguir ahorrar?

¿A qué temperatura poner el aire acondicionado para conseguir ahorrar?

El aire acondicionado y la temperatura a la que debe ponerse causa muchos intercambios de opiniones cada verano, tanto en hogares como en oficinas y locales comerciales. Aunque la temperatura de confort es algo subjetivo y depende de múltiples factores, hay una cuestión que sí podemos resolver: ¿a qué temperatura poner el aire acondicionado para conseguir ahorrar?

 

Los 25 ºC o 26 ºC, la mejor opción para ahorrar

 

Si quieres descubrir a qué temperatura poner el aire acondicionado para ahorrar, has de saber que la mayoría de profesionales señalan que la temperatura ideal para no gastar de más, a la vez que se refresca el ambiente, es de 25 o 26 ºC

 

La mayoría de documentos que regulan las temperaturas en espacios públicos van en esta línea. Por ejemplo, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) fija la temperatura de refrigeración (en locales administrativos, comerciales y de acceso público) en no menos de 26 ºC, para conseguir una temperatura ambiental entre 23 y 25 ºC,  ya que esta es la considerada adecuada desde el punto de vista energético y de salud. 

 

Por su parte, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recomienda fijar la temperatura del aire acondicionado en los 26 ºC.

 

Por supuesto, la temperatura del aire acondicionado debe adaptarse a la actividad de las personas: no es lo mismo estar en reposo que estar realizando una actividad física, que exige una temperatura más baja para estar en confort.

 

En todo caso, no es aconsejable que la diferencia térmica entre el interior y el exterior sea mayor a 12 ºC.

 

Como ahorrar en la factura de la luz

 

¿Ahorro más si bajo mucho la temperatura y después apago el aire acondicionado?

 

Poner el aire acondicionado a muy baja temperatura durante unos minutos “para que enfríe más rápido” es una práctica muy común, pero desaconsejada.

 

El IDAE da indicaciones claras en este sentido: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario. Además, los cambios de temperatura pueden crear incomodidad.

 

¿Puedo dormir con el aire acondicionado?

 

Dormir con el aire acondicionado no es la mejor idea para ahorrar en la factura de la luz, pero si tienes que hacerlo, lo mejor es revisar el manual del aparato para saber cómo usarlo más eficientemente.

 

Muchos aparatos disponen de un modo nocturno que los apaga una vez se alcanza cierta temperatura (y se reactivan de nuevo cuando aumenta 1 ºC).

 

Asimismo, puedes activar el modo Eco por la noche, si tu aparato de aire acondicionado lo tiene, porque este proporciona un ahorro de hasta el 30%, en función del aparato.

 

También puedes programar el aire acondicionado para que se apague después de un tiempo establecido. Cuando hayas conciliado el sueño, tu propio metabolismo reducirá tu temperatura corporal, por lo que no será necesario bajar tanto la temperatura.

 

Consejos para ahorrar en el uso de aire acondicionado

 

Para ahorrar y seguir usando el aire acondicionado al mismo tiempo, sigue estos consejos:

 

  • Si tu aparato de aire acondicionado es demasiado viejo, es momento de cambiarlo, especialmente si no tiene una buena clasificación energética. Aprovecha el cambio para adquirir un aparato más eficiente.
  • Haz un correcto mantenimiento de tu aparato para que funcione bien y no consuma de más. Limpia los filtros al menos una vez al año, siguiendo las indicaciones del fabricante.
  • La mejor forma de ahorrar es tener una vivienda con un buen aislamiento, como las puertas y ventanas bien selladas para que la temperatura generada por el aire acondicionado se mantenga bien. Se puede conseguir hasta un 60% de ahorro de energía instalando toldos en las ventanas donde da el sol y aislando adecuadamente los techos y muros.
  • Las instalaciones centralizadas de aire acondicionado son más eficientes, también según el IDAE, aunque existen pocas viviendas que las tengan.

 

Si quieres ahorrar y estar a una temperatura confortable, también puedes recurrir al ventilador (el IDAE recomienda los de techo). Estos aparatos consumen bastante menos, aunque en una temperatura superior a 30 ºC son menos eficaces. 

 

Ahora que ya sabes a qué temperatura poner el aire acondicionado para ahorrar, disfruta del verano en un ambiente más confortable sin temer a la factura de la luz. 

 

Con las tarifas de JUAN ENERGY puedes ahorrar en tu factura a la vez que consumes energía verde y solidaria. Con nuestra tarifa a precio de coste o nuestra tarifa estable puedes conseguir mucho, ¡con muy poco!

 

Como ahorrar en la factura de la luz

    Compartir en redes:
cuanto pagas con juan energy

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Nueva llamada a la acción
Posts relacionados