10 medidas de ahorro de energía en empresas

10 medidas de ahorro de energía en empresas

El ahorro de energía en empresas es una de las mejores decisiones que puede tomar una compañía para mejorar su competitividad a la vez que cuida del medioambiente. ¿Quieres saber cómo hacerlo? En este post te damos 10 ideas para reducir el recibo de la luz.

 

 

1. Contrata la potencia adecuada

 

Tras los cambios en el sistema de tarificación de junio de 2021, las empresas con una potencia contratada menor a 15 kW tienen la posibilidad de contratar dos potencias diferentes al día, una para el periodo valle y otra para los periodos punta y llano. Dado que la potencia contratada repercute en el precio que se paga por la electricidad (a más potencia, mayor es el precio) reducir la potencia contratada cuando sea posible puede ayudar a ahorrar.

 

El ahorro será mayor si la potencia se reduce en las horas punta y se aumenta en las valle. Así, la empresa tendrá la posibilidad de centrar las actividades que consumen mucha electricidad en las horas en las que ésta es más barata (es decir, en las valle).

 

Un caso aparte son las empresas con altas demandas energéticas (potencias contratadas superiores a los 15 kW). Estas empresas tienen la posibilidad de escoger 6 potencias diferentes, una por cada uno de los 6 periodos (P1, P2, P3, P4, P5, P6), pero sólo cuando la potencia contratada en un periodo concreto sea igual o superior a la del periodo anterior.

 

2. Reduce el uso de luz artificial

 

Más allá de no encender las luces cuando no se necesitan (siempre respetando la iluminación correcta para cada área de trabajo), puedes implementar medidas de ahorro de energía en empresas como las siguientes:

como ahorrar en el suministro energético de tu empresa

 

  • Abrir nuevas claraboyas o ventanas para iluminar las zonas más oscuras, sobre todo en áreas de trabajo de baja exigencia visual y vías de circulación.

 

 

  • Pintar de colores claros la pared para crear ambientes naturalmente más luminosos.

 

  • Limpiar el polvo de lámparas y bombillas 2 o 4 veces al año: la suciedad reduce la eficiencia lumínica mucho más de lo que piensas.

 

  • Establecer interruptores por zonas para que no sea necesario iluminar toda una estancia cuando sólo se necesita luz en una pequeña parte.

 

  • Instalar temporizadores en zonas de paso o en las que los trabajadores pasan poco tiempo, como baños y garajes, para evitar despistes.


3. Apuesta por la energía solar

 

Los paneles solares fotovoltaicos son una opción cada vez más demandada por las empresas que quieren ahorrar energía y ser menos dependientes de los altibajos del precio de la luz.

 

Aunque la independencia energética total es muy difícil de conseguir, las empresas pueden ahorrarse entre un 40 y un 70% de su factura de la luz mediante el autoconsumo.

En la modalidad de autoconsumo más habitual, las empresas siguen conectadas a la red eléctrica, de modo que nunca se quedan sin luz, aunque los paneles solares no produzcan la energía suficiente para autoabastecerse en algunos momentos.  

 

Por otro lado, cuando los paneles solares producen más energía de la necesaria para la actividad de la compañía, la energía sobrante puede volcarse a la red de distribución, obteniendo una compensación por ello.

 

Aquí te contamos más sobre autoconsumo para empresas y sus ventajas.

 

4. Ahorra con los ordenadores

 

Apuesta por ordenadores portátiles, ya que consumen entre un 50% y un 85% menos que los de escritorio, dependiendo del modelo y prestaciones. 

 

Para seguir ahorrando, puedes establecer la configuración de los ordenadores para que entren en suspensión tras unos minutos sin uso. Al contrario de lo que se suele pensar, los salvapantallas no ahorran energía, sino que la desperdician (deben usar más energía para mantener la pantalla encendida).

 

5. Combate el stand-by

 

Un hecho tan sencillo como apagar las fotocopiadoras, impresoras y otros aparatos que suelen permanecer en stand-by al abandonar la oficina supone un importante ahorro de energía en la empresa.

 

Según la calculadora de consumo en stand-by de la OCU, una sola impresora en stand-by podría suponer un gasto extra de 11,91 euros anuales; un ordenador de sobremesa, 7,45 euros y un microondas, 5,96 euros. Multiplica esto por el número de aparatos que hay en una empresa y podrás hacerte una idea de lo que puedes ahorrar si apagas por completo estos electrodomésticos durante la noche.

 

Para los aparatos que no tienen un botón de apagado tradicional, cada vez más habituales, puedes recurrir a regletas con interruptor (además, te permitirán desconectar varios aparatos con un mismo botón).

 

6. Establece una cultura energética

 

Forma a tu plantilla sobre la importancia de ahorrar energía en la empresa y establece normas y protocolos para un uso eficiente de los recursos. Recoge y difunde de forma clara las responsabilidades de cada trabajador.

 

El compromiso con el ahorro de energía en empresas puede enmarcarse dentro de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa.

 

7. Recurre a la domótica

 

Dentro del mundo de la domótica existen sensores que ajustan la intensidad de la luz a la presencia de personas en el local o que apagan las luces cuando no hay personas en la estancia. 

 

También hay sensores que detectan la cantidad de luz solar y ajustan la intensidad de las bombillas en función de esta, para conseguir una iluminación adecuada con el menor gasto energético.

 

Por otro lado, es posible apostar por la domótica en elementos como persianas o toldos. Por ejemplo, programando toldos para que se desplieguen en verano a las horas de mayor calor y así ahorrar en climatización.

 

8. Refuerza el mantenimiento

 

El mantenimiento de luces, electrodomésticos y equipos en tu empresa es imprescindible, ya que los aparatos en malas condiciones sufren averías y consumen más energía. 

 

Cuando tengas que cambiar algún electrodoméstico, es recomendable cambiarlo por uno de bajo consumo para ahorrar a largo plazo. Además, recuerda que los aparatos antiguos suelen consumir más que los de nueva generación.

 

9. Uso racional de la climatización

 

Es necesario mantener la temperatura idónea en el espacio de trabajo y no hacer un sobreuso de los sistemas de climatización.

 

Como norma general, la temperatura debe rondar los 25 ºC en verano. En invierno, la temperatura idónea se encontrará cerca de los 21 ºC. No obstante, son cifras orientativas que deben tener también en cuenta la actividad de los empleados. 

 

Puedes plantearte la reforma del espacio de trabajo para ahorrar energía, reforzando el aislamiento térmico de ventanas y puertas. Asimismo, revisa el sistema de climatización trimestralmente para comprobar que todo funciona perfectamente. 

 

10. Contratar la mejor tarifa para tu empresa

 

Busca una comercializadora de energía que te ofrezca asesoramiento personalizado para elegir la tarifa que más se ajuste a tus necesidades.

 

En JUAN ENERGY podemos hacer un estudio de tus facturas para ayudarte a elegir la opción que más se adapta a tu empresa. Ofrecemos las mejores tarifas con energía 100% verde y 100% solidaria.

 

Además, JUAN ENERGY te permitirá cumplir con la Ley General de Discapacidad, ya que estamos constituidos como Centro Especial de Empleo. De este modo, estarás generando un beneficio para tu empresa, para el medioambiente y para toda la sociedad.

 

como ahorrar en el suministro energético de tu empresa

    Compartir en redes:
cuanto pagas con juan energy

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

ahorrar en el suministro energético de tu empresa es posible
Posts relacionados